miércoles, 13 de julio de 2011

Métodos Anticonceptivos Quirúrgicos y Erróneos

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS QUIRÚRGICOS 

Los métodos quirúrgicos son realizados mediante cirugía y logran infertilizar a hombres y mujeres definitivamente. Este método es altamente confiable para evitar el embarazo y es generalmente utilizado por personas que ya tienen hijos y no desean más. Estos procedimientos son irreversibles aunque existen cirugías un poco más complicadas para recuperar la fertilidad pero no siempre resultan efectivas. A continuación explicaremos los procedimientos quirúrgicos en hombre y mujeres:  
          
Vasectomía: (Para hombres) Es una intervención quirúrgica que se practica en el varón con anestesia local. Consiste en cortar o pinzar los conductos deferentes con el fin de que el semen eyaculado no contenga espermatozoides. La vasectomía no influye ni en la capacidad de eyaculación, ni en la erección, ni en la función hormonal. No produce impotencia ni disminución del deseo sexual.
Hasta pasadas varias semanas de la intervención el semen continuará teniendo espermatozoides, por lo que debe utilizarse durante las primeras semanas otro anticonceptivo complementario.

Ligadura de trompas: (Para Mujeres) Es una intervención quirúrgica que se realiza en la mujer, con anestesia general. Consiste en seccionar o bloquear las trompas de Falopio, impidiendo el recorrido del óvulo por la trompa en dirección al útero y por tanto la fecundación. Después de la operación la mujer continuará con su ciclo hormonal, su menstruación y ovulación.
El efecto de esta intervención quirúrgica es inmediato y tendrá como ventaja además de evitar los embarazos, que ayuda a prevenir el 
 El método postcoital también es conocido como anticonceptivo de emergencia o del día después. Es el único método que intenta prevenir el embarazo después de una relación sexual sin protección. El tratamiento postcoital modifica el endometrio (capa interna del útero) impidiendo la anidación en el útero de un posible óvulo fecundado. Si ya se hubiera producido tal anidación, el tratamiento postcoital no es efectivo y el embarazo seguirá su curso normal.                                        
                                                              
El siguiente método NO impide el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Este dispositivo debe ser colocado por un ginecólogo (a) mediante un aplicador especial, en un procedimiento que tarda unos pocos minutos. El útero deberá acostumbrarse al dispositivo, aunque al principio puede generar ligeros calambres en el vientre. Puede permanecer hay entre 2 y 10 años dependiendo al proceso de asimilación de la mujer.
Este método tiene algunas desventajas como la eventual hemorragia en algunas mujeres, requiere de revisión Médica periódicamente para verificar su posición, además existe el riesgo de producirse un embarazo fuera del útero.
Este método anticonceptivo solo puede ser usado por mujeres que ya han tenido hijos.

MÉTODOS ERRÓNEOS

Entre los mitos de la sexualidad también hay métodos erróneos de prevenir un embarazo y estos son muy comunes entre las persona con poco conocimiento al respecto. Algunos de ellos son
 Los siguientes métodos NO impiden el contagio de enfermedades de transmisión sexual
Coito interrumpido: Consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación, evitando así que el semen ingrese al conducto vaginal.
Este método no es seguro pues antes de la eyaculación se produce un líquido al interior del pene cuya función es quitar la acidez de los conductos por donde ha pasado la orina, para preservar los espermatozoides que saldrán en el semen. Este líquido preeyaculatorio contiene una mínima cantidad de espermatozoides, pero con la misma capacidad de fecundar el óvulo femenino.
Este método también tiene la desventaja de ser controlado exclusivamente por el hombre, quien en ocasiones no logra detener el avance de su semen y deja alguna pequeña cantidad dentro de la vagina.

Coito durante la menstruación: Otro de los mitos a cerca de la sexualidad afirma que durante la menstruación no puede haber embarazo. Esto no es del todo cierto ya que la ovulación es un proceso impredecible y no se puede saber con precisión en que momento se esta produciendo. Por eso, ni siquiera cuando se tiene la menstruación se puede tener la seguridad del cien por cien de que no se puede producir un embarazo.
Este método resulta ser poco higiénico y puede producir dolor e incomodidad a la mujer.

Lavados vaginales después del coito: Consiste en limpiar la vulva y la vagina con agua después del coito para eliminar el semen que se deposita en ella tras la eyaculación.
Es un método muy poco efectivo ya que el esperma puede llegar rápidamente al cuello del útero donde la irrigación no le alcanza, e incluso el chorro de agua puede facilitar “el viaje” hacia el útero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada